MATILDE ONTIVEROS “distinguida” primer mujer Guardavidas de la República Argentina

La Unión de Guardavidas de Villa Gesell presente en el Honorable Concejo Deliberante de esa ciudad donde se entregó una distinción a MATILDE ONTIVEROS la primer mujer Guardavidas de la República Argentina! Un orgullo que nuestra ciudad tenga este privilegio… Felicitaciones a la CIUDADANA ILUSTRE MATILDE ONTIVEROS!

Cuentos de la Playa:

By Clarin.com

“Me gusta pintarme los labios desde siempre. Pintarme de rojo. Te cuento este detalle porque una vez alguien pidió auxilio. Un tipo grandote que estaba ahí nomás de la costa. Cerca. Lo veo levantando la mano. Yo estaba haciendo mis primeras armas en una playa municipal de Gesell. Voy sin llamar la atención porque no era algo complicado. Yo llevaba el pelo atado. Cuando ve que era mujer la que iba a socorrerlo, me dice no, no, sólo estaba saludando. Lo miré a los ojos, hice el ademán de irme y me pidió que lo esperara, que sentía que el agua lo estaba arrastrando. Le dije que se apoyara en mi hombro y que se soltara cuando estuviera en condiciones de hacerlo. Creo que lo hicimos bien. Me parece que nadie se avivó (…)

El concurso: “A los cinco mejores de mi promoción le daban el puesto de guardavidas en un balneario municipal. Era el salto de la pileta al mar. No existían mujeres en ese puesto. Yo tenía mis flippers, no me interesaba. Además, en la Cruz Roja eran machistas así que no me veía en ese puesto. Igual decidí dar el examen. No me preguntes por qué, pero lo di. Recuerdo que fue como un show: la gente se juntaba alrededor de la pileta para ver cómo bochaban a la chica que quería ser guardavidas. Para hacerla corta, salgo primera en el teórico y en el práctico, que consistía en 400 metros estilo crol”

By PulsoGeselino.com.ar

…”El sujeto en cuestión era Juan Carlos Galeano, decano de los guardavidas geselinos, quien la convenció diciéndole: “Podés ampliar tus conocimientos porque, además de nadar, aprendés a salvar vidas… que podrían ser las de tus hijos, o los míos”. Matilde se sintió atraída por esta experiencia que le permitiría reconfigurar sus lazos con el agua. Porque ya no iba a ser apenas una nadadora, sino también una guardavidas. Tarea en la que las medallas son los rescates: las personas a las que protege de los peligros letales del mar.”

By RealidadGeselinaonline.com

…”Además de padecer los miramientos sociales y culturales de su época, Matilde también tuvo que surfear una relación tensa con Carlos Gesell. Todo comenzó cuando ella puso el primer local de flippers del que se tiene registro en toda la Costa Atlántica. Se asoció con alguien que le conseguía las máquinas y la apuesta fue tan exitosa que luego tuvo que añadir un bar. Carlos Gesell la ignoraba alevosamente cuando la cruzaba y luego preguntaba por ella en voz baja. Es que detestaba el juego en casi todas sus formas y temía que, dada la cada vez más creciente demanda de esas nuevas maquinitas, su Villa se convirtiera en un garito del ludismo alienante. El desprecio por estas prácticas fue tal que incluso llegó destinaron las pocas energías que le quedaron en sus últimos años casi exclusivamente a combatir a quienes querían instalar un casino en la ciudad.”